Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

FIN

A los buenos días!!
¿Qué se siente? Me han preguntado en alguna ocasión, ¿qué se siente al colocar esa mágica palabra FIN, al terminar una novela?
La respuesta es sencilla y compleja a la vez, como los sentimientos que despierta, contradictorios, por un lado satisfacción, qué alivio, madre mía he conseguido acabarla y continúo con todos los dedos y las neuronas en su sitio (un meritazo después de tanto tecleteo) y por otro... ¿y ahora qué? Qué nervios, qué neurosis obsesiva por mostrar tu obra a los lectores... ¿les gustará? Porque aunque tengas asumido en tu ADN literario que no se puede gustar a todo el mundo, tú has mimado tanto a tu retoño y le has pulido, repulido y limado los mofletitos rojos que deseas que todos le miren con el mismo amor con el que lo has hecho tú, que has pasado meses y más meses e incluso puede que años desviviéndote por él, entregándole tus horas, y tus desvelos sólo por amor. 
Y entonces llega el momento... y dudas, ¿y si...? ¿Y si pongo un poco más de chicha…