Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Estupro Verbal

No me considero especialmente feminista, siempre he luchado por lo mío como cualquiera, y puedo decir con orgullo que jamás me he sentido laboralmente discriminada por ser mujer. Por supuesto reconozco el gran mérito de las pioneras que abrieron camino para que hoy día compartamos la vida en, casi, igualdad de condiciones, al menos en este lado del mundo. Pero quizá, por haber encontrado ese sendero ya hecho lo he caminado con naturalidad, sin “alertas machistas” o una preocupación especial con respecto a la discriminación de la mujer en nuestra sociedad. Sin analizar cada palabra, cada adjetivo, sin preocuparme por los miembros ni miembras...
Sin embargo, de un tiempo a esta parte, estoy percibiendo un aumento de actitudes, de vocabularios, de imágenes en los medios de comunicación que me parecen, como poco, escasamente respetuosas para con las mujeres.
Como muestra un botón, inundan la parrilla musical canciones en las que las mujeres son tratadas como meros objetos sexuales con fras…

Mini Bodas

Recuerdo el día de mi comunión con mucho cariño. Fue entonces cuando me regalaron mi primer diario, y quien lo hizo en realidad no tenía ni idea de lo que hacía, pues en mayor o menor medida desde entonces nunca dejé de escribir.
Recuerdo que iba de las últimas en la fila hacia la parroquia, pues era de las niñas más altas y nos habían ordenado por tamaño. También recuerdo que mi madre casi tiene que clavarme los adornos con chinchetas pues mi cabello era tan fino que resbalaban una y otra vez, desesperándola pues la hora se nos venía encima.
Recuerdo la fila de niñas vestidas de blanco y los niños de marinerito, que mi compañero era algo más bajo que yo, el danzarín vaivén de la llama de la vela encendida y el empeño de mi catequista en que me persignara con el dedo apropiado pues siempre acababa haciéndolo con el dedo gordo.
En realidad conservo muy buenos recuerdos de aquella celebración; la solemnidad del acto, el intensísimo olor a incienso, el sabor de la oblea de pan ácimo que s…

Chloé, parte 2

Os dejo con la segunda parte de este micro-relato, espero que os guste. Si aún no has leído la primera parte puedes hacerlo clicando aquí ;). Feliz sprint final para el fin de semana :).



Había pasado una semana después de aquel primer encuentro con el joven profesor de filosofía, una semana en la que cada tarde volvía a toparse con los inmensos ojos verdes de Mauricio Torres, a solas, en aquella inmensa sala del archivo de la universidad.
Chloé había intentado todo lo que consideraba oportuno para tratar de hacerle pasar inadvertido ante sus ojos, pero parecía una misión imposible. Mauricio era un tipo atractivo, tremendamente atractivo, con aquel cabello rubio rojizo que resplandecía bajo el sol del atardecer que se colaba a través de las cristaleras. Y esa mirada limpia y casi transparente que muy pocas personas poseen. 

El joven profesor de filosofía le sonreía, la observaba de reojo caminar arriba y abajo por el largo pasillo entre estanterías, y cada vez que lo hacía, cada vez que …

Finales Felices

Y ahora que ya es tarde, será la lluvia quien dibuje, tibias líneas en tu espalda. diluyendo gota a gota, los furtivos recuerdos esculpidos en tu cama.
Y tus ojos cerrados me dirán todas esas cosas que te callas, confesarán cuanto me añoras, gritarán cuanto me amas. Mientras tu boca sigue muda, pretendiendo finales felices empañados por las lágrimas.



Un poema para comenzar la semana con sentimientos arraigados, esos que no te sacas del corazón ni a dentelladas, y una advertencia ;) ; el miércoles subiré la segunda parte del micro-relato Chloé. Mordiscos afectuosos para tod@s ;)