Sobre mí



Nací a orillas del atlántico, en la mágica ciudad de Cádiz, allá en la época de los cartagineses ;), y crecí en un pueblo de blancas fachadas y largas tardes de sol llamado Benalup-Casas Viejas, al que adoro.

Siempre he escrito, desde muy niña. Mis padres me cuentan que incluso antes de saber leer relataba las más variadas fábulas a mi querida abuela, basándome en los dibujos de mis libros de cuentos.

Soy una auténtica apasionada de la literatura y una lectora empedernida, casi compulsiva. Me gusta leer de todo un poco, como la canción ;),  pero siento debilidad por las novelas románticas, las policíacas y las de ciencia ficción.

Debuté en la literatura con la trilogía de novela romántica paranormal Entre Vampiros, con muy buena repercusión de público y crítica, y en diciembre de 2013 mi novela Mangaka. Lágrimas en la Arena fue galardonada con el IV Certamen de Novela Romántica RNR-Vergara, publicándose en 2014. Ese mismo año salió a la venta Perderme en ti, con Ediciones B, una novela que me transportó al Caribe, a la República Dominicana. En octubre de 2015 me proclamé finalista del II Premio Titania con Corazones de Acero con la cual inicié mi serie Hombres de Acero. Y desde entonces mi cabeza se ha convertido en un hervidero de historias que me traen loca (sí, échale la culpa a las historias :-P).

         Además soy enfermera y estoy especializada en gerontología, y... lo confieso, adoro mi trabajo.
   
En cuanto a gustos musicales me muevo en un abanico muy amplio, desde Chambao a Imagine Dragons pasando por Beethoven, mi compositor clásico favorito, hasta Alejandro Sanz mi inspiración imprescindible. Una manía: siempre suelo escuchar música cuando escribo.

Otra de mis pasiones es el manga, así como el ánime. Mi película favorita en el mundo es El viaje de Chihiro de Hayao Miyazaki.

Además me encanta la repostería, me apasiona la naturaleza y me fascina viajar, fascinación que comparto con mi marido y mis hijos. Pero por encima de todo soy la orgullosísima mamá de dos pequeños que convierten cada uno de mis días en una mágica aventura.

          No me preguntéis cómo, pero aún así encuentro el tiempo necesario para leer, escribir y llevar adelante este blog De cuando caperucita se comió al Lobo.


Hala, pues ya sabéis un poco más de mí ;)

PD: La foto es de la entrega de premios de uno de los primeros certámenes literarios que gané en el cole, junto a mi padre (ains qué guapo ;)). 

Entradas populares