junio 04, 2012

Caminando entre Saurios

Parece mentira… No podía dejar de pensarlo mientras visitaba las instalaciones de Dinopétrea, la exposición itinerante que en esta ocasión y hasta el 24 de Junio se encuentra en el palacio de ferias y congresos de Málaga.
Mientras caminaba con pasos embelesados por aquella prueba tangible de la insignificancia del ser humano. Por entre los huesos antiquísimos, los gigantescos esqueletos de los grandes reptiles de antaño, cuando eran ellos quienes dominaban el mundo y los mamíferos no estábamos representados sino como pequeñas alimañas que subsistían bajo su alargada sombra.

Ellos reinaban sobre este mundo en ciernes, allá por el Mesozoico. Eran sus pasos, sus grandes huellas, las que se marcaban sobre el barro. Sus cadáveres los que quedaban petrificados por allende los siglos, perpetuando para la posteridad lo que serían a penas unos finos retazos de la que era su magnífica existencia.


Visitar Dinopétrea resultó una experiencia fascinante, tremendamente enriquecedora, llevándome a rememorar irremediablmente esa ilusión infantil que, en algún momento, estos grandes saurios han despertado en cada uno de nosotros. 

            Y a la vez, llevándome a una inevitable reflexión interior a cerca de nuestra existencia. Probablemente ellos, los dinosaurios, dentro de sus micro-cerebros  jamás contaron con la posibilidad de que su reinado acabase sin más, llegado el día. Ellos que dominaban el mundo con sus grandes cuerpos evolucionados para su subsistencia, ellos a los que todo hacía vaticinar los dueños del mundo para la posteridad... Como tampoco lo creemos hoy día nosotros, en esta era nuestra, la de los humanos que nos creemos dueños y señores de cuanto nos rodea, sin siquera detenernos a pensar que, al fin y al cabo, tan sólo somos unos simples mamíferos evolucionados…

10 comentarios:

  1. Que envidia, a que me voy a Malaga a ver esta exposición!!!!
    Lo que está claro es que en un futuro puede pasarnos lo mismo que a los dinousarios,,, y nuestros huesos fosilisados acaben también en un museo...
    Un beso María José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú tienes una exposición más cerca, en granada ;). Eso sí, ha sido alucinante :)) http://www.t-rexgranada.com/

      Eliminar
  2. super bueno el recorrido!!!
    adentrarse en la evolución no deja buen sabor en la boca, y la mente más abierta

    no sé si sabes de un sitio se puede buscar por la web, no está para visitas más que virtuales pues es un sitio arqueológico en descubrimiento aún, se llama Gobekli Tepe , ojalá le descubras

    besitos y luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa por la recomendación, lo buscaré :)

      Eliminar
  3. ¡Que chulo! Seguro que te lo pasaste genial. A mi me han recomendado infinidad de veces visitar Dinópolis en Teruel. ¿Has ido alguna vez? Igual que piensa Batoosahi yo he pensado mil veces que acabaremos como nuestros antepasados, a no ser que con la crisis acabemos devorándonos... pero bueno, alegría en los malos tiempos.
    Muchos besos guapísima :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco Dinópolis, pero seguro que estará genial. Me lo apunto ;)

      Eliminar
  4. Quiero pensar que hay poemas que también serán como los dinosaurios, gigantes, que un día caerán a la tierra pero nunca al olvido.

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo creo, estoy convencida, hay poemas que se graban a fuego en el alma de cada uno, y allí aparecerán, entre nuestros huesos fosilizados.

      Eliminar
  5. Si la exposición es itinerante, no pierdo las esperanzas de poderla ver sin tener que desplazarme tan lejos, tiene que ser algo digno de ver ¡qué bien se lo pasarían mis nietos!
    Que conste que yo también disfrutaría de ello.
    Parecerá mentira comprobar que han existido esos seres tan enormes y hoy se hayan extinguido.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te la pierdas Kasioles si tienes oportunidad de visitarla con los peques, lo pasarán genial.

      Eliminar