noviembre 02, 2013

Casa Vacía


Hace tiempo que no subía ningún poema, aquí os dejo uno que tiene ya unos añitos: Casa Vacía. Besos y feliz finde!!






Casa Vacía

A veces pienso qué fácil sería

tomar mis cosas y marchar
dejando todo atrás

abandonando esta casa

en la que nunca estás.

Fantaseo con mi partida,

sobre si te haría daño
 
no hallarme junto al fuego

que calienta aquel cuarto 

donde solíamos querernos.


Sobre cuánto extrañarás
mis abrazos, 
mis besos,
esos que ahora manidos

el polvo ha cubierto.

Pero no temas, si me marcho,
antes lo 
dejaré todo listo;

el consuelo en el frigorífico,
la esperanza en la alacena,

y besos en el congelador

por si acaso los necesitas

en el micro los calientas.

7 comentarios:

  1. Hola majísima, conmovedor poema e ilustrativo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues también se te da muy bien escribir poemas, me ha gustado muuucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Sólo espero que no estuvieran "dedicados" a nadie en concreto, que sólo fuera por el placer de escribir, porque si no es así me da pena ese que se quedó sin ti. De todas las maneras... del agua parada espera siempre el veneno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Cuando el polvo cubre los besos, y los abrazos, es mejor partir sin preguntarse nada.
    El final es simplemente genial, no me lo esperaba.
    Me encantó.
    Besos.
    Eso sí, en tu lugar pegaría el portazo y que se las arregle solito en la cocina, déjale la alacena vacía ji.

    ResponderEliminar
  5. Ya ves, siempre pensamos en ellos, eso es amor.
    Nuestra labor es callada, tan silenciosa, que no se ve.
    Pero si te marcharas... y cuando todo lo del congelador se le hubiera acabado.... estoy segura que correría hacia ti porque no sabría estar sin tu caricia y abrazo.
    Te dejo mis cariños en ese gran corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  6. La idea de largarnos siempre está ahí, se han escrito buenas y malas novelas sobre eso. Y la otra idea de que las objeciones son los que dejamos atrás pues es cierto. No nos vamos porque siempre hay algo o alguien que nos sirve de lastre(si bien la palabra lastre suena mal). Bonito final de poema con esos cariñitos que le dejas. Saludos.

    ResponderEliminar