diciembre 19, 2011

Déjame


Déjame despertarte con un beso
de cada día, cada mañana,
deja que mis labios derramen
sonrisas y mimos sobre tu cama.

Deja que mis palabras abriguen
deseos, anhelos, consuelos y calmas.
Déjame ser tu día y tu noche,
tu paz, tu deseo, tu sueño y tu almohada.

Déjame quererte tanto
que mi ausencia te duela
como puñales en el alma.



¿Que mejor forma de empezar la semana que un poema? Mordiscos afectuosos para tod@s ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario