De noches de Navidad




       Esta noche es Navidad (HO,HO,HO), es tiempo de reunión, de compartir, de comer, de beber, de bailar, en definitiva tiempo de disfrutar con amigos y familiares. Pero no porque lo digan el corte inglés o una marca de turrón, sino porque te apetece que sea así, porque te mueres de ganas de pasarlo bien con ellos. Y es tiempo de rodearte de las personas con las que realmente te sientes a gusto (que no siempre es la familia jejeje :P), departir con los amigos, por el mero placer de su compañía.

       Sé que la Navidad tiene sus detractores, quienes se quejan de que es puro marketing, y por supuesto tampoco sería lo mismo sin sus integristas, aquellos que te señalan con dedo acusador solo porque no sabes siquiera lo que celebras, el nacimiento del niño Jesús.

       Yo sin embargo tengo muy claro lo que celebro; pasar unos días rodeada de la gente a la que verdaderamente amo. Compartir unos instantes irrepetibles e inolvidables junto a quienes realmente importan; la familia y los amigos. Los de verdad, aquellos quienes visitaron la cara oculta de la luna (todos tenemos una) y aún continúan ahí, a tu lado, a las duras y a las maduras.

       Porque en Navidad la gente se reúne, en Navidad la gente habla, y aunque algunos acaben lanzándose los langostinos a la cabeza (ojito con los bigotes que los carga el diablo), a otros la cercanía que ofrecen estas fechas les ayuda a propiciar reconciliaciones, reencuentros y por qué no decirlo, tal vez perdones que jamás habrían sucedido de otro modo.

       Sin contar que me encanta cómo decoran las ciudades; los tonos rojos, los adornos, las luces de colores (y no, yo no pienso que la gente por la calle es más amable en Navidad, ni que las cajeras del supermercado te cantan la lista de la compra)… Es como vivir dentro de un mundo alternativo, con banda sonora, decoración, comida, ropa, normas y reglas propios, aunque por tiempo limitado (por suerte, todo en exceso cansa).

       Y este año además os tengo a tod@s vosotr@s, mis querid@s dinorheñ@s, y os garantizo que no podría tener mayor regalo :). Por eso, desde aquí, Anna, William, Martin, Shapur y una servidora os deseamos Felices Fiestas y mucha prosperidad para el siguiente año 2012, de todo corazón ;).

      Mordiscos afectuosos para tod@s.

Comentarios

Entradas populares