diciembre 29, 2011

Si te vas


Despacio, te acercas,
caminando pasos lentos,
y me miras, un momento.
De metal se hace el silencio
y es imposible de romper.

Dices que no habrá distancias,
no habrá ni espacios ni tiempos,
y prometes que al mirarnos
todo el fuego ha de volver.

Pero yo no puedo creerte,
quizá porque estoy rota,
vacía, cual muñeca de trapo,
si te vas, será para siempre,
cuando vuelvas, no estaré.

Aún me preguntó el porqué
posaste tus ojos negros en mí.
Aquella larga tarde de verano
de confesiones y de abrazos
mi corazón comenzó a latir.

Lamiste las profundas heridas
marcadas a fuego en mi piel
tú luz tapó las llagas curtidas,
y me hizo volver a nacer
de las cenizas de lo que era
de lo que nunca debí ser.

Y ahora dices que te marchas
y sé que no has de regresar.
No habrá lágrimas, no habrá suplicas, 
no habrá llantos, si te vas.

Si te vas, llévate todo contigo
mis caricias, mis besos, mi abrigo,
prometo que no te esperaré,
olvídame, yo haré lo mismo,
ya estuve muerta una vez.

2 comentarios:

  1. Que facilidad para escribir, y que bonito lo haces

    ResponderEliminar
  2. Gracias Manuel, es mas fácil cuando hay personas al otro lado con la sensibilidad necesaria para apreciarlo. :)

    ResponderEliminar