enero 19, 2012

De lo que de verdad importa



La vida es un tren que pasa una sola vez, dicen.  Y en la mayoría de los casos, en este que muchos llaman el primer mundo pasamos por ella tan preocupados del devenir del día a día, del estrés, de las horas que nos faltan, que no nos damos cuenta de que en realidad todo es mucho más sencillo.

La infelicidad es como un gremling, basta con que le caiga una gota de agua (o un sentimiento negativo en este caso) y comienza a multiplicarse, a hacerse fuerte dentro de nuestros corazones.

Y de pronto nada es suficiente. No tienes suficiente conocimiento de inglés, ni suficientes notas, ni suficiente dinero, ni suficiente ropa, ni suficientes vacaciones en el extranjero, ni eres suficientemente delgado, ni suficientemente guapo…

¿De veras necesitamos tanto? ¿O es que somos nosotros mismos quienes nos hemos creado unas metas irreales y que tan solo nos ocasionan infelicidad.

La realidad es mucho más sencilla. ¿Qué tienes? Tienes un techo bajo el que cobijarte cada día, tienes ropa con la que vestirte, alimentos… Y lo más importante salud (cada uno con sus achaques) y el amor de tus seres queridos.
   
A menos que Apple lo remedie (a estas alturas quien sabe) pasaremos una sola vez por este tren que es la vida. Lo que de verdad importa suele estar a nuestro alcance, a nuestro alrededor, en ocasiones esperando a que nos demos cuenta, a que lo valoremos. Centrémonos en la felicidad que nos proporcionan las pequeñas cosas del día día (una conversación con los amigos, un beso de tus hijos, un abrazo inesperado) y permitámonos ser felices, si además de esto, obtenemos mucho más, bienvenido sea. Porque la felicidad no es un estado de ánimo, sino una actitud frente a la vida.

Mordiscos afectuosos para tod@s.

8 comentarios:

  1. ERes una artista cariño, no sé como te pueden salir esas palabras tan bonitas!!!!
    besos cielo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras tesoro, un beso enorme para ti ;)

      Eliminar
  2. La pena es que de esas cosas solo nos damos cuenta cuándo nos pasa algo que nos deja marcados. Es es la gran pena. Que una experiencia traumatica sea la que nos haga entender que somos afortunados, por tener familia, casa, luz, comida, ropa y nuestros seres queridos.Me encanto maria jose, mil gracias por tu visita!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste po es así, a veces hacemos montañas de granos de arena y nos viene bien una perspectiva distinta que nos saque de la espiral. Un beso ;)

      Eliminar
  3. Ha habido un momento que realmente creía que lo que leía lo habíia escrito yo misma, porque es todo lo que te pasa por la cabeza cuando por cualquier cosa te sientes un poco mal :S
    Me encanta que empaticemos tanto... continua así ;)
    me sigo pasando, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empatizar me parece una palabra maravillosa, que implica hacerse un poco del otro, meterse en la piel ajena, y eso siempre es maravilloso. Mil gracias ;)

      Eliminar
  4. Cuánta razón en tus palabras, es bueno marcarse objetivos ambiciosos pero sin olvidar lo que realmente siendo cosas sencillas a priori (para algunos lo que nosotros tenemos como parte de nuestra rutina sería para ellos sería el sueño inalcanzable: pareja, hijos, trabajo) son el verdadero motor de nuestras vidas. Besitos mil preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que todo depende del cristal con que se mire, pero si tenemos lo básico, todo lo demás tan solo son extras adicionales. En la base esta lo importante. Un beso ;)

      Eliminar